10042015SeguirDineroDSC04505

Con su permiso diputado presidente;
Amigas y amigos de los medios de comunicación;
Ciudadanas y ciudadanos que nos acompañan;
Compañeras diputadas, compañeros diputados:

Como decía mi abuela. Y también, la nana Cuca de Silvia Miriam: “Entre más vive uno, más ve”.
Con este acto hemos llegado al extremo: que este Pleno conozca al mismo tiempo la iniciativa, que el dictamen de la misma… es como dice otro dicho: “¡Qué chulada de maiz prieto!”. De maíz prieto. En el mismo acto, fíjense nomás, nunca había existido en la historia de las legislaturas, se conoce la iniciativa por el Pleno y también el dictamen.
Como dijo nuestro compañero diputado Jesús Burgos Pinto: al menos las formas deberían guardarse en el decoro de la palabra soberanía.
Compañeros diputados, compañeras diputadas, cuando le solicitamos al diputado presidente en base en el artículo 136 de la Ley Orgánica, que se informara sobre el convenio y sobre el expediente técnico, no fue de ninguna manera un truco para evidenciar a algún diputado, a alguna diputada. Es que no hay convenios, no hay anexos, no hay expediente técnico.
¿Cuál es la prisa de actuar tan atropelladamente? Al menos deberían “dorar la píldora”, solicitándole al Ejecutivo estatal que entregue un expediente técnico, como decía el diputado Lucas, la corrida financiera. Que haga llegar el proyecto de convenio, que nos diga cuáles son las 683 escuelas que van a entrar al proyecto, cómo se va a licitar, si se va a licitar o no. Por menos hubiera venido el ministro Villarreal aquí, a una reunión, para que nos dijera algo de eso.
Compañeras diputadas, compañeros diputados, esto no es un asunto menor, es como ya lo dijo aquí, lo dijeron los dos diputados de las comisiones dictaminadoras, es llevar por 25 años a la Bolsa de Valores los recursos del Fondo de Aportaciones Múltiples. En el desayuno, el más caro de la historia para el pueblo de Sinaloa, diría un diputado, se nos dijo que el 25 de octubre era la fecha límite para firmar el convenio. Y se nos hicieron pocos los diez días para el debido proceso legislativo de dicha iniciativa, pero, un día compañeros, ¡un día! Hicimos bromas, cuando dijimos: en diez días vamos a dictaminar, pero no, no, se volaron la barda, Ahora en un día se pretende dictaminar lo que nos molestó que fuera en diez día, ¡es inaudito!
Compañeras diputadas, compañeros diputados, desde la lectura que hicimos del Tercer Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto, ya lo advertíamos de nuestra parte, que la anunciada emisión de bonos para la infraestructura educativa en la Bolsa de Valores confirmaba los propósitos privatizadores de la reforma educativa.
La iniciativa que presenta el Gobierno del Estado no solo ratifica esa confirmación sino que nos remite a operaciones poco claras en el Estado de Sinaloa a las que ni el Congreso ni el Gobierno del Estado quisieran recordar, pero ahí está, para que exploten algún día, seguramente cuando el Ejecutivo del estado sea requerido por la Cámara de Diputados, por ejemplo, para que explique bien a bien sus conceptos de endeudamiento.
Nos dice el Gobierno del Estado que lo debemos autorizar para que Sinaloa participe en la emisión de bonos bursátiles, pero lo que no aclara es que por supuesto, alguien comprará esos bonos y cobrará con creces, haciendo negocio privado con los recursos públicos, aprovechando las necesidades de la educación. Necesidades que ellos mismos han venido provocando en todos los gobiernos porque han abandonado a la educación, como al campo y al conjunto de los sectores sociales. Ellos mismos provocaron esto para ahora decirnos que se está cayendo las escuelas.
Pero, aparte, compañeros diputados, compañeras diputadas, ¿quiénes son?, ¿quiénes serán los Carlos Slim, los cuñados de Salinas, los Hinojosa Cantú de la educación? Por lo menos en el tema de hospitales APP, cuando nos pedían la autorización del 25 por ciento del FAFEF, también por 25 años, sabíamos de quién se trataba. Ahora no.
Ahora bien, en términos de la Ley de Coordinación Fiscal, no es una obligación que Sinaloa participe en esa operación anunciada por el Gobierno federal para afectar el fondo federal y menos, es requisito para que se cumplan responsabilidades estatales y federales esenciales con la educación, como aquí lo dijo ahorita el diputado Cuen.
Mejor compañeros, debiéramos exigir justamente que se cumpla con el tercero constitucional y que las escuelas y a todo el sector educativo se le cumpla, se le brinde un mejor servicio en condiciones dignas.
Compañeras diputadas, compañeros diputados, los invitamos a detener la autorización de esta operación. El problema de comprometer el 25 por ciento del FAM es que solo quedaría el 29 por ciento de margen para el Gobierno del Estado de las próximas 4 administraciones; hacerlo, compañeros diputados, compañeras diputadas, es seguir pavimentando el camino de un Sinaloa hipotecado.
Pero, aunque fuera un requisito participar en la Bolsa de Valores en la eventualidad del cumplimiento de compromisos con la Federación, previstos en el artículo 52 de la Ley de Coordinación Fiscal, lo cierto es que el gobernador no requiere que el Congreso le autorice nada y menos de manera extemporánea, cuando no solo el Gobierno de Sinaloa, sino de todo el país —con excepción de Chihuahua, Quintana Roo, Nayarit y el Distrito Federal—, ya firmaron con la SEP los convenios que supuestamente van a permitir la implementación de los certificados de infraestructura educativa. Por eso no lo hicieron llegar, porque ya lo firmaron.
La firma se estampó el 19 de octubre en Zacatecas, en el marco de la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores encabezada por el presidente de la República y el secretario de Educación.
Si el pacto ya se firmó, aunque esta soberanía desconozca ciertamente en qué consiste y la autorización que hoy se pide resulte extemporánea, ninguna razón existe para la prisa, Compañeras diputadas, compañeros diputados. Por eso en el documento anexo le cortaron esa parte que decía: ruta crítica. 25 de octubre debiera de aprobarlo el Congreso. Eso le recortaron ahí.
Pero no solo eso, compañeras diputadas y diputados, Sinaloa, y pongamos atención en esta última parte, Sinaloa no debería repetir el error de financiar cualquier cosa con certificados bursátiles. Ya lo hizo en la década de los noventas para participar en la construcción de la maxipista Culiacán-Mazatlán, pero la carretera, en lugar de ser de los sinaloenses que apoyaron su construcción como lo prometían los decretos, es de Carlos Slim, y los sinaloenses y con ellos el Gobierno del Estado, estamos endeudados hasta el año 2027, solo por este caso. Así que esa idea de la estrategia novedosa que aquí se dijo, es mentira, desde los noventas Sinaloa lo viene padeciendo.
En aquel entonces también se dijo que Sinaloa no iba a endeudarse, que la operación solo consistía en comprometer por 20 años los ingresos de La Costera Benito Juárez, aunque el plazo luego se fue a 30.
Y aquí tengo, compañeras diputadas, compañeros diputados, aquí tengo el documento relativo al cumplimiento de las disposiciones constitucionales federales en materia de disciplina financiera, que mantiene al público la Auditoría Superior del Estado, por cierto, lo mantiene al público, de ahí lo bajamos, donde todavía refiere una deuda de 796 millones 73 mil 987 pesos con 81 centavos por un crédito de este tipo que en aquel entonces fue de 454 millones 100 mil pesos, y todavía debemos casi el doble; una cifra que otro documento de Banobras, que también tengo aquí en mis manos, dice que se pagó en certificados bursátiles por la misma cantidad en la operación de la participación estatal de la maxipista.
Según este documento, para ayudar a la construcción de la maxipista con la promesa que la carretera sería nuestra, por ello se cubrieron en total 899 millones 804 mil 120 pesos.
Compañeras diputadas, compañeros diputados, cuando según la Auditoría (por parte de esa operación mediante certificados bursátiles), todavía estamos endeudados con 796 millones de pesos, lógicamente que aquella promesa del 91, que se tuvo que refinanciar en otro decreto en el 2003, aquella promesa es lo mismo que la actual promesa presidencial de la que el Gobierno del Estado quiere responder de manera apresurada para que las deficiencias de la infraestructura escolar se solucionen con el uso de los mismos certificados bursátiles de aquel entonces; no es, compañeras diputadas, compañeros diputados, la mejor idea. Es un cartucho quemado y muy quemado.
Compañeras diputadas, compañeros diputados: más allá del ilegal y desaseado proceso legislativo, que también puede ir a tribunales como otros, compañeras diputadas, compañeros diputados, los convoco a que no entreguemos un nuevo cheque en blanco a este Gobierno del Estado. Está de por medio la viabilidad de las finanzas públicas de Sinaloa. Si se otorga esta autorización al gobernador y en los próximos días se le aprueban los otros proyectos que se expusieron en el famoso y caro desayuno del Parque Temático, les pregunto, sobre todo a los diputados del PAN y el PRI: ¿qué le van a dejar ustedes a los próximos gobernadores en materia de finanzas públicas? ¿Para qué andan desbocados haciendo campaña, si no va haber dinero para sus candidatos? Y si le aprueban los hospitales, el 95% de las participaciones federales de los próximos seis gobernadores se van a gastar en este.
Compañeros diputados, compañeras diputadas, esperemos, esperemos a que se presente el informe de deuda que deberá hacerse en los próximos días, según la nueva legislación en materia de disciplina financiera. Aprendamos de las experiencias, como en el caso de la maxipista Culiacán-Mazatlán. Veamos, compañeros diputados, compañeras diputadas, el futuro en ese espejo.

Es cuanto diputado presidente. Muchas gracias.

* Intervención de la diputada Imelda Castro Castro con motivo de la autorización al Ejecutivo para afectar en un 25 por ciento las participaciones federales del Fondo de Aportaciones Múltiples, por 25 años. Sesión pública ordinaria del martes 3 de noviembre de 2015.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>