20150730CuentasGESDSC07356

 

 

Con su permiso diputada presidenta;

Compañeros diputados, compañeras diputadas;

Ciudadanos que todavía nos acompañan en este recinto;

Amigos y amigas de los medios de comunicación:

 

Es increíble, pero lamentablemente cierto, que podamos confirmar una vez más el pésimo manejo que le ha dado a los recursos públicos el Gobierno del Estado de Sinaloa. También es contradictorio que la Auditoría Superior del Estado haya hecho su trabajo conforme a la ley, que consiste en hacer las observaciones a la cuenta pública, en este caso correspondiente al segundo semestre del 2014, y que dicha labor, compañeras diputadas, compañeros diputados, finalmente no sirva de nada.

La Comisión aprueba la cuenta pública del Poder Ejecutivo aunque las inconsistencias, los cientos de irregularidades, la manera tan burda como se manejó el erario y la perversa intencionalidad con la que indebidamente se manipulan las finanzas del Estado, se haya convertido ya para esta administración estatal en una norma.

Es verdaderamente asombroso que los sinaloenses nos hayamos dado cuenta de que este gobierno no ha tenido, ni tendrá ya la capacidad profesional de conducir con equilibrio las finanzas estatales. La Secretaría de Administración y Finanzas se ha empeñado en hacerse ver como un ente incapaz para manejar el dinero que le pertenece a los sinaloenses. Veamos un poco de lo que ha sucedido según el ejercicio mostrado por la ASE.

El informe de resultados señala que el Gobierno del Estado no cuenta con liquidez suficiente para hacerle frente a los pasivos, existiendo insuficiencia de recursos financieros para cubrir los mismos por un total de 3,957.2 millones de pesos. A esto en términos técnicos se le llama pasivos sin fuente de pago. Y también se le llama irresponsabilidad, incapacidad o ineptitud financiera.

Este monto de 3,957.2 millones de pesos es exponencialmente superior al crédito de 2,600 millones de pesos autorizado por este Congreso en la legislatura pasada, repito, 3,957 millones de pesos que no ha venido aquí a solicitar autorización, cuando vino a la otra legislatura a pedir un crédito de 2,600 millones de pesos compañeros diputados, compañeras diputadas. Ese es el valor que tiene esta legislatura para el Gobierno del Estado. Vino a la otra para pedir un monto menor.

En lo correspondiente al mismo corto plazo, el pasivo circulante rebasa con 2,272.5 millones de pesos al activo circulante, ello significa que el déficit de operación en la segunda mitad del año 2014 de la cuenta pública estatal (sumando el pasivo sin fuente de pago) rondó en nada más y nada menos que la cantidad de 6,000 millones de pesos. Es decir, si reunimos los pasivos sin fuente de pago y los créditos a corto plazo, estamos hablando de 6,000 millones de pesos.

Ahora vamos a entrar a la parte legal. En largo plazo, según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la deuda de Sinaloa se ubicó en 7,521 millones de pesos. Dicha cantidad supera en 2,642 millones de pesos a la registrada al final del periodo de la administración anterior que se ubicó en 4,879 millones de pesos.

Está completamente claro compañeros diputados, compañeras diputadas, que al gobierno de Malova no le interesa ni por asomo dejar en equilibrio las finanzas de su gobierno.

En otro rubro, la ASE señaló que la Secretaría de Administración y Finanzas desvió recursos por un total de 20.6 millones de pesos a través de retiros de 27 cuentas bancarias para depositarlos a otras cuentas donde se manejan recursos propios. Lo mismo se hizo con el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF), del que se sustrajeron recursos para meterlos en cuentas propias.

Además, en otras 16 cuentas bancarias se refleja una contabilidad con saldo rojo por 1,500 millones de pesos, y otros por 1,139 millones de pesos que muestran una marcada antigüedad.

Pero el Gobierno del Estado, compañeras diputadas y diputados, hace “trucos y magias” con el recurso del Impuesto Predial Rústico que le corresponde a los municipios, ya que les transfirió 132.2 millones de pesos con retraso de 4 meses 4 días. Esto es como decirle a los municipios que se frieguen primero ellos antes que el Estado. Ya se imaginarán la molestia de los alcaldes, algunos de los diputados deben tener muestras de esto, de las molestias que tienen los alcaldes con el secretario de Finanzas y con el propio gobernador, quienes en reiteradas ocasiones han dicho a los munícipes que mejoren su situación financiera.

Por su parte, en la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas las cosas tampoco andan nada bien.

Por ejemplo, se omitió documentación justificativa de importantes obras entre las que se encuentran el malecón de Altata, en el municipio de Navolato; el Teatro de la Ciudad de Los Mochis y la dotación e instalación de equipo en el Centro de Usos Múltiples de esta misma ciudad de Los Mochis. El monto al que corresponde esta ilegalidad es nada más y nada menos que de 80.5 millones de pesos. ¿Qué significa esto compañeras diputadas y diputados? De que ustedes están construyendo, y construyendo su casa y le meten y le meten y le meten dinero para una cosa, para la otra y al término de la construcción de la casa ustedes no saben cuánto les costó esa casa. Eso el válido para las finanzas que son propias. Si nosotros tenemos como personas, como particulares, ese desorden en la construcción de nuestra casa, eso es totalmente válido, pero aquí estamos hablando de las finanzas de los contribuyentes, no de las propias.

En esta secretaría se omite también la aplicación de penas convencionales a contratistas que no cumplieron sus compromisos y contratos. Solo por mencionar un ejemplo de ello: en la obra de pavimentación en la avenida Pacífico entronque con la carretera México 15, en Mazatlán, se pagaron 27.8 millones de pesos aun cuando se tienen serias faltas de documentación justificativa.

Se pagaron también otros 5.4 millones de pesos para obras con recursos del crédito cupón cero que tampoco contaban con la documentación requerida y determinada en el contrato. Se hicieron pagos de conceptos por trabajos no ejecutados y en exceso por 12.2 millones de pesos en el que destaca el Parque Temático de Culiacán y el Centro de Usos Múltiples de la ciudad de Los Mochis. Es decir, que aparte de que este Parque Temático se construyó en tres veces más el tiempo previsto y con un costo de tres veces más, sin embargo, no pasa nada y no se le cobra a las empresas que construyen este tipo de obras, porque obviamente se trata también del ya conocido también por ustedes cuñado del expresidente Salinas de Gortari.

Algo que no puede ser posible es que la Secretaría de Agricultura maneje los recursos de los programas en una misma cuenta, como lo hace con el Programa de Concurrencia en el que se operan más de 3,963 millones de pesos.

Y lo que es inconcebible es que esta secretaría no tenga un sistema de contabilidad adecuado que permita registrar y generar información financiera de forma clara, oportuna y confiable. Debido a este problema administrativo no se pueden, dijo la ASE, identificar los gastos de operación de cada programa. Es decir, ustedes tienen una cuenta bancaria bancaria y ahí le meten el dinero de su negocio, ahí le meten el dinero de sus ingresos, ahí le meten todo tipo de dinero a la misma cuenta bancaria, pues no saben ustedes cuánto dinero es para cada cosa. Eso se está haciendo también en el Gobierno del Estado y por eso la ASE no tiene manera de saber cuánto dinero se gasta en cada uno de los programas.

Pero lo que más sorprende, y me imagino que a muchos de ustedes como legisladores también, les sorprendió cuando leyeron la cuenta pública, es que después de semejantes observaciones hechas por la Auditoría Superior del Estado, la mayoría de mis compañeros integrantes de la Comisión de Fiscalización haya dictaminado que no hay ningún problema, que con los elementos existentes se permite aprobar la cuenta pública del Gobierno del Estado. ¡Vaya determinación!

Nos preguntamos compañeros diputados y diputadas si sirvió de algo que la ASE haya realizado bien su trabajo, en este caso. La verdad no terminamos de entender esta terrible contradicción. La frase que cabe aquí es: “Aquí no pasó nada y que siga la fiesta”.

Diputadas y diputados: no podemos aprobar esta cuenta pública del Gobierno del Estado de Sinaloa cuando estamos desaprobando cuentas públicas de municipios con mucho menores irregularidades. ¿Cómo van ustedes a explicarle a la sociedad sinaloense eso?

Seguramente, lo sepamos o no, lo ignoremos o no, todos los diputados estamos ahora bajo la lupa de la sociedad sinaloense y la verdad compañeras diputadas y diputados la pregunta es: ¿cuándo este Congreso va recuperar su autonomía y su función constitucional de ser un contrapeso del Poder Ejecutivo? Vamos a terminar esta legislatura y nunca vamos a ser capaces de eso. Yo de veras les pregunto compañeras diputadas y diputados esto: para eso estamos nosotros, nos eligió la gente para que le revisemos las cuentas a los otros poderes.

Pero bueno, seguramente se reafirmará que los arreglos políticos, negociaciones desde el Poder Ejecutivo, están por encima de todas las instituciones y de los otros dos poderes.

Es verdaderamente penosos que importen más los intereses propios de los políticos que los intereses de los ciudadanos a quienes representamos. Es una verdadera lástima y lo digo de veras compañeras diputadas y compañeros diputados con mucha tristeza porque esta es la penúltima cuenta pública que nos toca a nosotros revisar como legislatura y entonces pues es evidente que si estamos en la penúltima cuenta pública la otra igual va a decir: aquí no ha pasado nada, que siga la fiesta.

Es cuanto diputada presidenta.

 

* Posicionamiento de la diputada Imelda Castro Castro sobre el resultado de la cuenta pública del Gobierno del Estado de Sinaloa al segundo semestre del 2014. Sesión pública ordinaria del jueves 30 de julio de 2015.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>