20150731LeyPlebesDSC07452

Con su permiso diputada presidenta;
Amigos de los medios de comunicación;
Compañeras diputadas, compañeros diputados;
Adolescentes y jóvenes;
Madres y padres de familia que nos acompañan este día en este recinto legislativo:

Quiero en primer lugar manifestar mis razones por las cuales no firmé el acuerdo al que hace unos momentos se le dio lectura.
Soy una diputada convencida del respeto a los procedimientos legislativos. Por ello creo que es este Pleno, de manera individual como diputados, quienes deberían haber hecho las reservas correspondientes.
Quiero, en relación a lo que se ha presentado, también decir lo siguiente:
Primero le voy a dar lectura a un párrafo muy breve, de una nota periodística del día de hoy:
“Cualquier modificación que pretendan hacer en el Congreso del Estado, jamás podrá estar por encima de la Ley General, pues en cuanto haya alguna contradicción que pretenda afectar de alguna manera los derechos de los menores, quedará nula. Totalmente estériles son las discusiones para ello, porque para nosotros, en un conflicto, hay una ley local que le reduce los derechos a niñas, niños y adolescentes, nosotros tendremos que aplicar el principio de que cuando hay una contradicción entre dos leyes, tenemos que aplicar la ley superior sobre la ley inferior. Y si esta Ley General ha contemplado esos derechos, indudablemente que vamos a aplicar la ley General”.
Hasta aquí termina la cita. Ustedes pueden, todos los que nos están viendo y escuchando, revisar en los medios de hoy. Esta es una declaración del presidente de la Cuarta Sala Familiar del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Sinaloa. Este magistrado es uno de muchos que van a aplicar la ley en el estado de Sinaloa.
Compañeras diputadas, compañeros diputados: desde 1989, con la Convención Internacional de los Derechos del Niño, hasta la Ley General de Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, hemos tenido en México un gran avance en la garantía de los derechos de niñas, niños y adolescentes, porque se han reconocido por primera vez, como sujetos plenos de derechos y ya no como objetos de protección o propiedad, y son derechos que no pueden ser limitados por ninguna concepción tradicional.
El interés superior de este sector de la población está por encima de dicha concepción.
Termino planteando lo siguiente: nadie, nadie podrá detener la rueda de la historia. Va para adelante. Ninguna modificación en lo particular, ninguna ley local, va a parar en este país y en el mundo los grandes avances que hemos tenido en el respeto y protección de los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes.
Quiero decirles compañeras diputadas y compañeros diputados, que no volveré este día a esta tribuna. Tenemos ya dos meses en esta discusión para concluir en esta sesión, y porque todo lo que hagamos las personas, como los representantes populares, tiene consecuencias, y por eso es bueno que todos digamos nuestras razones, que todos escuchemos con tolerancia y respetemos la posición de todos los seres humanos, porque ese es por cierto el primer derecho humano que tenemos las personas.
Pero como representantes populares, es muy importante que quede para la historia en el diario de los debates aquí nuestras posiciones, porque, ¿qué va a resultar de esto que hoy se va aprobar?
Solo pueden resultar dos cosas: la primera, que alguien, una institución, un aplicador de esta legislación, etcétera, pueda interponer una acción de inconstitucionalidad. Yo no estoy diciendo que se vaya a hacer, digo que puede ser que se presente. Y si la Suprema Corte de Justicia de la Nación encuentra la razón en ese reclamo, entonces esto va a echarse para atrás. Puede suceder.
Y segundo: ¿qué otra cosa puede suceder? Yo digo que va a suceder lo que dijo el magistrado en lo que hace un momento les leí. El día de hoy van a nacer disposiciones legislativas muertas, muertas. ¿Por qué? Porque cuando se aplique la ley en un conflicto, la que prevalece es la Ley General. Es más, quiero decirles que el día de hoy ya está esa ley prevaleciendo sobre lo que nosotros… lo que la mayoría de los diputados van ahorita aprobar.
Entonces, creo que el tema no termina aquí. Este tema en materia legislativa y jurisdiccional, creo que es un tema que apenas empieza.
Es cuanto diputada presidenta.

* Intervención de la diputada Imelda Castro Castro durante la sesión pública extraordinaria del Congreso del Estado de Sinaloa, sobre la Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Sinaloa. Viernes 31 de julio de 2015.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>