IMEDSC03682

Con su permiso diputado presidente:
Amigos de los medios de comunicación:
Ciudadanos que nos acompañan en esta primera sesión de la Diputación Permanente en este segundo año de actividades legislativas:
Compañeras y compañeros de la Diputación Permanente:

Les confieso que tengo sentimientos encontrados al tener que volver a exponer sobre este tema. Porque hace más de un año, justamente el 7 de enero de 2014, propusimos los elementos preventivos para reducir y enfrentar el ecocidio que producen las ordeñas de combustibles en los ductos de Pemex en el área de Estación Rosales, en la sindicatura de Culiacancito.
Hace un año, en vísperas de año nuevo, se derramaron ahí entre 15 mil a 20 mil litros de diésel, lógicamente con daños severos para la flora y la fauna del lugar. Ahora, el 31 de enero pasado, fueron de entre 5 mil y 9 mil litros de gasolina, en el mismo lugar, con resultados peores porque ahora acabó con la flora y la fauna que había estado regenerándose, después del primer desastre. Señalan los expertos que fue justamente un año lo que duró el proceso de recuperación y regeneración del ecosistema lagunar y otra vez la mortandad de la flora, los peces, las aves y diversos anfibios en las mismas dos lagunas del año pasado. Otra vez se suspendieron los bombeos de riego agrícola en el dren Batamote, esta vez, fueron más de 3 mil metros cuadrados la superficie del suelo contaminado, según Patricia Inzunza, delegada de Profepa en Sinaloa.
Compañeros diputadas, compañeros diputados:
Una semana después de esta nueva tragedia para la ecología lagunar ya comentada, muy cerca de allí, en la comunidad La Higuerita, a 2 kilómetros de la carretera Culiacán-Culiacancito, se produjo en la madrugada del sábado pasado una explosión en una toma clandestina de los ductos de Pemex, perdiéndose varios metros de siembra de maíz y afectando, fuertemente, otros más. Por generarse en medio de tierras de cultivo y en horas de la madrugada, por fortuna no hay tragedias humanas qué lamentar. Y bueno, me duele pronunciar estas palabras, pero: “Dios no lo quiera”, pero si continúa esta negligente complicidad gubernamental, tal vez no falte mucho para que dicha lamentación sea un hecho.
Es necesario decir que pudieron haberse prevenido estos y otros desastres; primero, si se atendiera la legislación que garantiza un ambiente sano y para garantizarlo obliga a las diversas autoridades a proteger, preservar, restaurar y mejorar el ambiente.
El problema es que por las obvias omisiones de estos propósitos constitucionales y legales, el derecho a un ambiente sano, no ha pasado de ser una aspiración y las obligaciones de protección, preservación y restauración, al parecer no pasan de simples llamados a misa para las autoridades federales, estatales y municipales.
También pudieron haberse evitado estos desastres de haberse atendido el punto de acuerdo que les presentamos aquel 7 de enero de 2014, que por supuesto les pido que encarecidamente lo consideren si no quieren que sigamos teniendo problemas mayores a los que ya hemos visto. Mayores, les digo, porque ahora, además de los ductos de combustibles, también tendremos el gasoducto y quien sabe cuál de los dos sistemas nos resulte más riesgoso con este tipo de prácticas. Señala, la delegada de Profepa en Sinaloa, que en lo que va del año se han abierto 6 expedientes de contaminación de suelo generados por derrames de combustible en tomas clandestinas de “ordeñas”, justamente, fíjense nomás lo que nos acaba de decir la delegada de Profepa, justamente un número similar a los expedientes que se abrieron en todo 2014. Es, verdaderamente preocupante este dato, que nos da la delegada pues a partir de ello, se prevé que tendremos un año de desbordado crecimiento de estos hechos ilícitos y las autoridades estatales hacen ojo de hormiga, aun cuando se trata de daño al patrimonio nacional y a la ecología, y sobre todo pone en riesgo, incluso la vida humana.
Compañeros diputados, compañeras diputadas de esta Diputación Permanente, quiero por ello, recordarles literal, el punto de acuerdo de hace un año en torno a este mismo tema:
Primero, en el sentido que La LXI Legislatura del Congreso del Estado de Sinaloa, de conformidad con el artículo 4° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 4° bis apartado b de la Constitución Política del Estado, solicite urgentemente al Ejecutivo del Estado, en términos del artículo 261 de la Ley Ambiental para el Desarrollo Sustentable del Estado de Sinaloa, proceda a plantear a Pemex, sean clausurados temporalmente los ductos que se encuentren contiguos a drenes, esteros, lagunas y humedales naturales, en la zona de la sindicatura de Culiacancito, hasta en tanto conforme a lo dispuesto en el artículo 262 de la misma norma, en un plazo que no exceda de 30 días naturales, Pemex le informe sobre las acciones de vigilancia permanente en sus líneas de conducción, que eviten de manera oportuna el derrame de más combustible.
Segundo, para solicitar a la Secretaría de Desarrollo Social y Humano del Gobierno del Estado, la instalación, en términos del artículo 226 de la Ley Ambiental para el Desarrollo Sustentable del Estado de Sinaloa, del Sistema Estatal de Información Ambiental y de Recursos Naturales, mediante el cual dé a conocer de manera particular las acciones en las que participe para la recuperación de los ecosistemas afectados por el derrame de combustible en Estación Rosales, Culiacancito, Culiacán, Sinaloa y, en general, información relativa a inventarios de recursos naturales existentes en el territorio estatal, a los mecanismos y resultados obtenidos del monitoreo de la calidad del aire, del agua y del suelo, al ordenamiento ecológico del territorio estatal, así como la información relativa a programas y acciones que se realicen para la preservación del equilibrio ecológico y la protección al ambiente en el estado de Sinaloa.
Y Tercero, para solicitar al Ejecutivo del Estado, de conformidad con el artículo 47 de la Ley de Protección Civil, desarrolle, actualice y registre el Atlas Estatal de Riesgos ante el Registro Público de la Propiedad y el Comercio del Estado, documento en el que dé a conocer la información sobre la localización de las líneas de conducción de Pemex y de gas en todo el territorio estatal.
Compañeras diputados, compañeras diputadas, como pueden ver, solo estoy agregado el atlas de riesgo en materia de gasoductos, esperando no volver nunca a abordar esta exigencia, cuando menos no en el marco de desastres ecológicos que no se han atendido y ojalá, compañeras diputadas y diputados, nos decidamos a actuar para evitar las tragedias humanas.
Es cuanto diputado presidente.

Imelda Castro Castro.

* Intervención a propósito del segundo derrame de combustible en las lagunas de Estación Rosales y la explosión de toma clandestina en La Higuerita, Culiacancito, Culiacán. Diputación Permanente. 10 de febrero 2015.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>