2015Enero31LEDDSC03519

Con su permiso diputada presidenta:
Compañeros diputados, compañeras diputadas:
Amigos de los medios de comunicación:
Ciudadanos que nos acompañan este sábado:

Quiero, antes de iniciar nuestros argumentos de contenido, abonar en la línea ya comentada aquí por el compañero diputado Ramón Lucas. De veras que necesitamos como Congreso, en el trabajo de comisiones, mejorar, mejorar de manera sustancial el trabajo. Creo que si ahí se cambiaran las cosas, nos podríamos ahorrar muchas discusiones, y lo más importante, mejoraríamos nuestra imagen ante la sociedad.
Miren, compañeros diputados y compañeras diputadas, aquí están en mis manos los dos proyectos de dictamen sobre el tema: este del 24 de diciembre y este del día de ayer, hasta las 7 de la noche. Pero aquí en el pleno, ahorita se leyó un tercero. Es decir, el dictamen de diciembre, el proyecto de dictamen de diciembre, que quedó en moción suspensiva su segunda lectura, es, compañeras diputadas y diputados, es el mismo texto, en lo que se refiere al cuerpo del proyecto de decreto. Es decir, a partir de aquí, donde dice: decreto número… esto, es exactamente lo mismo; los cambios que le hicieron fue en el tema de los antecedentes o exposición de motivos, de tal manera que las observaciones que hicimos en diciembre y que ahorita ratificó y amplió el diputado Ramón Lucas, siguen vigentes.
Los problemas jurídicos de este proyecto de dictamen están ahí, como estaban en diciembre, y repito: lo único que se repitió, no sé si fue hoy en la mañana o anoche, no sé a qué hora porque fue después de las siete de la noche, porque nosotros, como lo dijo el diputado Ramón Lucas, por iniciativa propia buscamos esos avances, ¿cómo iba?, porque se anotó en el orden del día ayer en la Jucopo y comenzamos a buscar, pero nos dan un dictamen y luego lo modifican, que por cierto fue mejorándolo, poniéndole un tope, creo que eso es una buena noticia: le ponen un tope a las participaciones federales, porque obviamente sabían que esa era una violación legal y constitucional de las más vistas, pero sigue teniendo problemas jurídicos.
En lo que corresponde a los contenidos, compañeras diputadas, compañeros diputados, miren: cuando analizamos aquí en esta tribuna el tema de la solicitud de garantías por el 25% del FAFEF, para otorgarles una doble red de protección a los empresarios salinistas, para construir hospitales, pensamos que habíamos llegado al límite, pero hoy, nuestra capacidad de asombro ha roto su propio récord.
Tenemos ante nosotros una gran ironía: iluminación con lámparas de tecnología LED, bajo un nuevo, oscuro, opaco negocio al más premoderno estilo: hipotecando las finanzas públicas de un municipio ya altamente endeudado, justamente, cuando las condiciones financieras actuales del municipio de Guasave no son las mejores como para seguir comprometiendo sus recursos a largo plazo.
De hecho, Guasave es el municipio más endeudado del estado de Sinaloa. Su deuda total (de corto y largo plazo), según la reciente cuenta pública que acaba de revisarse aquí mismo en este pleno, es de 369.8 millones de pesos, cifra equivalente al 51.3% de la Ley de Ingresos de 2014. Además, registra un pasivo sin fuente de pago por 10 millones de pesos y apenas, este municipio, apenas acaba de equilibrar sus pasivos de corto plazo.
Es decir, si sumamos la deuda actual, como ya dijimos ahorita, de 369.8 millones de pesos, más la deuda del proyecto de lámparas LED, que es de 271 millones de pesos, si le incluimos los intereses, a los 179 y fracción de millones de pesos, se tendría un monto total de 640.8 millones de pesos a pagar. Esto, compañeras diputadas y compañeros diputados, puede ser una verdadera bancarrota para las administraciones venideras. De por sí, Guasave, en los últimos trienios, es un asunto de dominio público que ha tenido unas finanzas sumamente amenazadas y dañadas, por eso hoy tenemos al municipio más endeudado del estado de Sinaloa.
Compañeras diputadas, compañeros diputados:
Que la Comisión de Hacienda nos diga en el documento, que no en el decreto, insisto, ya lo comentábamos ahorita que el cuerpo del decreto es el mismo, que conoció de una empresa un costo de 179 millones 746 mil pesos por 19 mil lámparas, aun siendo importante esa información, fíjense nomás, no conduce a ningún efecto jurídico.
Yo les digo, todos los que tienen en sus manos ahorita el proyecto de decreto, revisen el cuerpo del proyecto de decreto, dejen ustedes a un lado la exposición de motivos, los antecedentes y ubíquenme el párrafo, ubíquenme el renglón en donde está esa cifra. Yo los invito a que lo hagan, y que ahorita cuando se suban los compañeros diputados a defenderlo, pues nos puedan ubicar, porque la verdad yo no lo encontré.
Una pregunta importante que tenemos que hacerles, y que seguramente los ciudadanos guasavenses se la han de estar haciendo: ¿qué acaso el alumbrado público es la única necesidad que tiene el municipio de Guasave? ¿Por qué hacen una sesión y hablan de 9 mil lámparas LED y después citan a otra sesión y ya hablan de este número, de 19 mil? ¿Por qué de un día para otro cambian de opinión y dicen no, no vamos a empezar con una parte porque Guasave está boyante y vamos a irnos con todo y vamos a meter 19 mil? Entonces, como si Guasave no tuviera otras necesidades.
Aunque la resolución del dictamen supone que le hace el favor al municipio, lo cierto es que la información que brinda con esa cifra que 179 millones que aparece suelta en el cuerpo de dictamen, no se refiere siquiera al propósito municipal de “rentar con opción de compra” las 19 mil lámparas. ¿Las va a rentar por 179 millones al año? ¿En 10 años? ¿Las va a comprar en 179 millones? No hay ninguna respuesta a estas preguntas en el cuerpo del proyecto de decreto.
Que pésimo mensaje es este compañeros diputados, compañeras diputadas, cuando a nivel nacional se hacen esfuerzos por acotar la desenfrenada tendencia a hipotecar todo recurso público, “presente y futuro”, porque apenas este jueves pasado, la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que regula la deuda en estados y municipios y que seguramente será discutido y aprobado en los próximos días.
Se trata de una reforma a los artículos 25, 73, 79, 108, 116 y 117 de la Constitución que otorgan al Poder Legislativo federal, la facultad de expedir la ley general relativa a las normas de endeudamiento de los estados y los municipios, a través de límites y modalidades para afectar las participaciones en garantía, justamente porque este tipo de acciones, como la que a continuación se pretende consumar, están dejando en la verdadera ruina a las presentes y futuras administraciones.
Y no me refiero solo a lo que ya el diputado Lucas dijo ahorita, que lo que acabamos de aprobar nosotros, entra en contradicción en materia de deuda pública con lo que enseguida se pretende aprobar.
Finalmente, compañeras diputadas, compañeros diputados: apenas el mismo jueves, justamente cuando todavía ni terminaba el primer mes del año, el secretario de Hacienda del Gobierno federal, Luis Videgaray, ha anunciado un fuerte recorte al gasto público, del tamaño de más de tres veces el presupuesto de Sinaloa. Con ello, dice el Gobierno federal: “se reconoce (y estoy citando) que el escenario económico ha cambiado y se debe actuar con prudencia para no provocar más factores de inestabilidad; no solo por el impacto que tendrá en las finanzas públicas, la incertidumbre del nuevo entorno macroeconómico en este momento, sino por el impacto en los gastos públicos por venir”. Hasta aquí la cita compañeros diputados, compañeras diputadas.
Repito, mientras en el Gobierno federal, y pronto tendrá que hacerse lo propio en el estado, se toman medidas para atenuar la crisis económica y financiera, aquí la mayoría de ustedes compañeros diputados y diputadas, están pensando en autorizar nuevos endeudamientos a costa, justamente de las participaciones federales, “presentes y futuras”, esa es la gran frase ahora del Gobierno municipal. Dice en el que ustedes van a aprobar ahorita: “presentes y futuras”, o sea, no hay ninguna duda de lo que se trata.
Por todas estas razones y las que ya ha expuesto el diputado Ramón Lucas Lizárraga, el PRD no será cómplice de la profundización de la bancarrota financiera del municipio de Guasave, y lo decimos también con toda responsabilidad: tampoco vamos a avalar el negocio de asociación político empresarial que está detrás de este proyecto de dictamen, y si no, compañeros diputados, compañeras diputadas, en estos tiempos todo sale a la luz pública y tendremos por desfortuna, la posibilidad de corroborar que este es un negocio de asociación político empresarial en ese municipio.

Es cuanto diputada presidenta.

Imelda Castro Castro.
Coordinadora del Grupo Parlamentario del PRD.

* Intervención a propósito del dictamen sobre el proyecto de endeudamiento para la compra de lámparas de tecnología LED. Sesión pública extraordinaria del 31 de enero de 2015 que marcó el cierre del primer periodo ordinario de sesiones del segundo año de la LXI Legislatura.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>