20140605PrensaDSC0058

Con su permiso diputado presidente:
Compañeras y compañeros diputados:

En los últimos años la libertad de expresión ha caído a su nivel más bajo en todo el mundo, alerta Freedom House en su informe 2014. Asegura que la proporción de la población mundial que accede a medios de comunicación calificados como libres solo representa el 14 por ciento, lo que supone que solo una de cada siete personas viven en países con libertad de prensa garantizada.

El estudio señala que en la región, la puntuación promedio de libertad de prensa en el continente americano empeoró, alcanzando su nivel más bajo en cinco años, ya que de acuerdo a su perspectiva, solo el 2 por ciento de la población de América Latina viviría en entornos de medios informativos libres. Es decir, si a nivel mundial es el 14 por ciento, a nivel de nuestro continente es del 2 por ciento.

La agrupación Artículo 19 señala que México sigue siendo uno de los entornos más peligrosos del mundo para los periodistas, debido a las batallas territoriales entre los cárteles de las drogas, la decisión del Gobierno para combatir a los grupos del crimen con las fuerzas armadas y por supuesto la debilidad de las instituciones de seguridad pública.

La organización advierte que la violencia contra la prensa en el país se agravó por la llamada “ofensiva federal contra el narcotráfico” emprendida por Felipe Calderón, que dejó como todos sabemos un saldo de más de 60 mil muertos durante su sexenio.

El Observatorio de los Procesos de Comunicación Pública de la Violencia, un grupo de medios de defensa de la libertad de expresión en México, señala que se redujo la cobertura de los temas de violencia y el tráfico de drogas, después de la llegada de Enrique Peña Nieto a la Presidencia de la República, ya que este gobierno “implementó estrategias para reducir la prominencia de la violencia en las noticias. Es decir, no es que haya bajado la violencia, sino que ahora se informa menos sobre los hechos de violencia en el país.

En Sinaloa, compañeras diputadas, compañeros diputados, el día de la libertad de expresión, que tradicionalmente se celebra este sábado 7 de junio, exige de la sociedad una solidaridad elemental y la unidad necesaria de su gremio, por una serie de agravios que desdibujan la plena vigencia de las libertades individuales y los derechos fundamentales, es decir, la inexistencia de un estado de derecho.

Y aquí vale la pena no olvidar lo siguiente:

El 2 de marzo del 2014, agentes de la Policía golpearon, agredieron y robaron equipo fotográfico a tres reporteros del periódico Noroeste de Culiacán que tomaban imágenes de policías municipales dispersando con disparos una manifestación pública. Lo mismo en la ciudad de Guamúchil.

A principio de abril fue asaltado y herido el director del periódico Noroeste, Adrián López, al trasladarse del aeropuerto de esta ciudad a su hogar.

El 5 de noviembre de 2013, Alberto Angulo Gerardo, locutor deportivo del estado de Sonora, fue asesinado en la carretera que conduce de Campo Plata hacia La Reforma, después de visitar a su familia.

El 25 de agosto de 2011 encontraron el cadáver de Humberto Millán Salazar, conductor y director del programa radiofónico Sin Ambages, privado de su libertad el día anterior por personas armadas que lo levantaron fuera de su domicilio.

El 4 de octubre de 2010, el edificio del periódico El Debate de Mazatlán, sufrió también atentados a balazos.

Un mes antes, el primero de septiembre, un comando atacó también a balazos el edificio del diario Noroeste también en Mazatlán.

En septiembre de 2008 y septiembre de 2009, los periódicos El Debate de Culiacán y el semanario Ríodoce, fueron víctimas de atentados con granadas de fragmentación.

El 30 de diciembre de 2009, desconocidos privaron de la libertad al reportero de Línea Directa, José Luis Romero, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado tiempo después.

Compañeras diputadas, compañeros diputados: en nuestro país, además de asesinatos, desapariciones, amenazas y las agresiones físicas que enfrentan los integrantes de los medios de comunicación, el ejercicio periodístico se realiza en precarias condiciones laborales, a pesar de que los medios de comunicación son hoy en día agentes importantes en la construcción de un país democrático.

Según el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, una característica de quienes trabajan en los medios de comunicación, es que no tienen horario ni de entrada ni de salida, no tienen un horario para alimentos y muchas veces ni siquiera se les establece un día de descanso. Eso provoca enfermedades profesionales de trabajo, que tampoco se contemplan en las relaciones laborales en buena parte del país.

Asegura el mismo sindicato que una buena parte de los trabajadores de los medios de comunicación carecen de vivienda propia y su salario es insuficiente.

En el último de sus informes de 2014 en materia de libertad de expresión, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos destaca la observación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en México, encontró que de las 378 averiguaciones previas iniciadas por la Fiscalía Especial, 210 fueron remitidas a otras autoridades por incompetencia; que de los 168 casos restantes, en el 28% solo se ejerció acción penal; que el 55% de las investigaciones permanecen sin determinación y que solo en un caso se ha dictado sentencia.

Compañeras diputadas y diputados: estos son solo algunos datos de la realidad que viven los y las periodistas de nuestro país, y a la cual no son ajenos quienes trabajan en nuestro estado. Contexto en el cual arribamos de nuevo a la fecha internacional de conmemoración de la libertad de expresión.

Compañeros amigos de los medios de comunicación en Sinaloa, reciban nuestra solidaridad y apoyo en su lucha permanente por mejorar la vida democrática de México y de Sinaloa.

Diputadas y diputados: les convoco a promover en este Congreso, la aprobación de legislaciones que contribuyan a mejorar las condiciones de seguridad y trabajo del gremio periodístico de nuestro estado, donde se les considere como un sector profesional, cuya actividad contribuye a la construcción de una sociedad de progreso y como una sociedad democrática. Y lo hacen, justamente, desde una posición y actividad de alto riesgo. Lo que habla de la necesidad de un alto compromiso de nosotros y el conjunto de la sociedad a favor de sus derechos.

Muchas gracias.

Imelda Castro Castro
Diputada por el PRD.

* Intervención del jueves 5 de junio de 2014 con motivo del 7 de junio, día en que se conmemora la Libertad de Expresión.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>