18032014EducaDSC0130

Con su permiso diputado presidente:
Compañeros diputados y diputadas:
Amigos de los medios de comunicación:
Maestros y maestras, señores y señoras:

A continuación voy a expresar de manera muy puntual las razones por las que los diputados del PRD vamos a votar, en unos momentos, en contra del dictamen presentado el día de hoy, a esta soberanía:
Primero, es claro que Sinaloa necesita un proyecto educativo descentralizado pero también en sintonía con los intereses de la Federación; un proyecto que ponga en el centro el perfil del ciudadano que se quiere formar, la clase de contenidos pedagógicos que se otorgarán en dicho proyecto educativo; el conjunto de valores para el acceso universal de todos los sinaloenses a la educación.
Sin embargo, con la reforma se busca implementar un sistema de evaluación rígido y centralizado que promueve la imposición de un perfil docente que no toma en cuenta las circunstancias y diferencias de cada región de nuestro país.
Con esta reforma, solo se propone adecuar nuestra educación a los intereses de los poderes centrales. No se consideran las particularidades económicas, culturales y sociales de cada región, en cada entidad, en cada municipio. No tenemos por ejemplo, un capítulo donde se diga cómo vamos a atender desde la educación, en una perspectiva filosófica, sociológica, formativa, la enorme necesidad de combatir a fondo la subcultura de la violencia que aqueja a nuestra región y donde las principales víctimas son justamente nuestros niños y nuestros jóvenes. Solo por señalar un contenido ausente, de uno de los temas que más lacera nuestro desarrollo.
Todas las experiencias exitosas en el mundo son proyectos regionales que no descuidan los intereses de la República. Así está Finlandia, España, EEUU, Gran Bretaña, solo por mencionar algunos de los países que están en el ranking internacional.
La Constitución del país contempla la reivindicación de la soberanía de los estados, y no la simple suma de los estados a los intereses del poder central. La lógica del federalismo en el mundo así funciona. Aquí se propone que solo adecuemos a Sinaloa al poder centralizado.
El dictamen propone en los hechos legislar contra la Constitución del país, al eliminar los derechos laborales de los profesores contemplados en el artículo 123 constitucional, y en la Ley Federal del Trabajo, particularmente en el artículo 46 que dice lo siguiente: “el nombramiento o designación de los trabajadores solo dejará de surtir efecto sin responsabilidad para los titulares de las dependencias por renuncia, conclusión de contrato, por obra determinada, por muerte, por incapacidad física o mental o por resolución del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje”.
Vamos a votar en contra porque el derecho constitucional y legal del Sindicato para la Defensa del Trabajador queda eliminado según el dictamen, ya que se remite a la Ley General de Servicio Profesional Docente, la cual sitúa a los profesores hasta antes del Constituyente de 1857, es decir, como en el siglo XIX, donde la organización gremial no se contemplaba para nada en el litigio laboral. Es una reforma donde la decisión de la autoridad educativa es inatacable e inmodificable. No se debe permitir que se sobreponga un sistema de organización del trabajador académico por encima de los derechos laborales y la soberanía del estado. Con una evaluación punitiva no se resuelve la multifactorial fuente de la baja calidad educativa que tenemos actualmente en nuestro país y en Sinaloa. Al contrario, se generan nuevos problemas en la estabilidad social y económica de muchas familias del país y del estado.
Compañeros diputados, legislar con estos errores está provocando que los amparos crezcan en centenas de miles, pues ya van cerca de 50 mil amparos nada más en el Estado de México, de donde es el hijo predilecto que promueve esta reforma, ya van 32 mil amparos y cada día se están sumando más profesores al amparo de la justicia federal por estos errores de la famosa armonización educativa que se está dando en todos los estados.
Los mejores sistemas educativos han desarrollado la cultura de la evaluación, debe haber evaluación educativa pero a todos los actores participantes en el sistema educativa nacional y estatal.
¿Por qué se pretende sancionar a los profesores y a los funcionarios que no cumplen con su tarea quedan intocados? Se dice que serán evaluados todos, pero a quien se le amenaza con sanción solo es al profesorado. Con esa lógica: ¿acaso cuando el secretario de Educación no cumpla hay que cambiarlo para que se encargue del servicio de fotocopias? Esto es un grave error y eso está en la ley, no estamos ironizando inventando frases, eso es real. La evaluación no funciona como sancionadora sino como formativa; hay que evaluar para corregir, para reorientar, para elevar la calidad de la educación. Evaluar y generar una capa de nuevos liderazgos, premiar y estimular social y económicamente a los mejores maestros y aquellos profesores que fallen en su tarea profesional, pues para eso están los tribunales laborales para dirimir los conflictos.
Con esta reforma se deja de considerar como trabajadores al servicio del Estado y se les crea un estado de excepción, contraviniendo lo dispuesto en el artículo 14 de la Constitución en cuanto a derechos adquiridos.
La evaluación debe realizarla el Instituto Estatal de Evaluación Educativa, por cierto que ya está aprobado desde hace muchos años, pero que no funciona, que nunca se ha aplicado, como muchas de las leyes en Sinaloa. Entonces, lo que hace falta es que ya nos e detenga ese funcionamiento y que si bien es cierto, que se renueve, que se actualice pero el instrumento ya lo tenemos en Sinaloa desde hace mucho tiempo, pero no funciona.
Hay personal académico en Sinaloa tan capaz como el que integra el organismo central del Instituto Nacional de Evaluación Educativa. Con voluntad, bien podría ponerse en marcha en el corto plazo, pero esa parte no se aborda en esta iniciativa de reforma, más allá de algún capítulo, que simple y sencillamente hace referencia a la ley federal que crea justamente el INEE.
Con esta reforma se da carta de naturalidad a las cuotas escolares, pues en los hechos se rompe con el espíritu de la gratuidad, al asignarle a los consejos de participación social y a los padres de familia, la responsabilidad de aportar recursos dentro de la llamada “autonomía de gestión”, pues según el artículo 9, asigna a “las autoridades educativas establecer los mecanismos –fíjense nomás– para la reglamentación, aplicación y transparencia del destino de las cuotas y donaciones económicas”. Eso, en pocas palabras es justamente hacer responsables a los padres de familias de que paguen cuotas, formalizando este gran problema que tenemos en nuestro país y en el estado.
Es un verdadero despropósito asignarle más funciones económicas y financieras al municipio, cuando desde hace más de veinte años, esta institución se encuentra prácticamente en quiebra técnica. Actualmente los municipios no pueden cumplir las obligaciones tradicionales que le otorga el artículo 115 constitucional y ahora se le endilga el financiamiento de la educación, pues así se obliga en el capítulo II de este dictamen, específicamente en los artículos 17, 19 (fracciones III, IV, VII y VIII), y en el artículo 23 (fracciones I, II, IV y V). Ya veremos muy pronto una fuerte problemática en los municipios, cuando no puedan atender estas disposiciones legales.
Aquí mismo en esta tribuna, aquí en este recinto hemos visto la problemática que tienen los municipios, de endeudamiento, de mal uso de los recursos, problemas fuertes, es una quiebra real, pero esta leu, la que hoy se pretende aprobar, en esta legislatura, en este articulado que ya comenté, se le está obligando a que aporten en infraestructura, en materiales didácticos y en una serie de requerimientos que hoy el municipio no está obligado.
Compañeros diputados y diputadas: los convocamos a la reflexión, a no votar esta reforma educativa que tanto va a afectar a los maestros de México y de Sinaloa. Si no, como lo dijimos, en el caso de la reforma energética, para nuestra fortuna o más bien, para nuestra desfortuna, habrá oportunidad para que nuestro pueblo se los recuerde. Sobre todo las nuevas generaciones a las que les estamos heredando las consecuencias de estas decisiones.

Muchas Gracias.

Imelda Castro Castro
Diputada por el PRD.

* Intervención a propósito de la armonización de la reforma educativa federal y local.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>